¿Cómo embalar la ropa para la mudanza?

Realizar una mudanza implica organizar y tener en cuenta muchas cosas. Un punto a tener muy presente es cómo organizarse con la ropa que nos vamos a llevar. A continuación desde GG Mudanzas proponemos un paso a paso para que sepas cómo hacer con la ropa cuando llegues al temido armario.

Paso 1: Limpia tu armario

Antes de siquiera pensar en empaquetar la ropa para mudarte, decide exactamente qué artículos te vas a llevar. Todo lo que no necesitas se puede donar a obras de caridad o incluso venderse en mercadolibre o Olx. ¿Por qué pasar la molestia de empaquetar, mover y desempaquetar ropa que nunca volverás a usar?. Otra alternativa es que dejes la ropa vieja a un lado para usarla como material de embalaje: las viejas camisetas y vestidos pueden usarse para amortiguar los objetos quebradizos, como la vajilla y la cristalería.

Paso 2: Lavar y secar a fondo la ropa

El mejor consejo para empaquetar la ropa para mudarse es lavar a fondo y secar la ropa. Esto asegura que toda tu ropa se mantenga fresca y en condiciones. Además, si no puedes desembalar la ropa inmediatamente después de mudarte y ésta está sucia, es posible que las manchas y los olores se vuelvan imposibles de eliminar.

Paso 3: Categoriza tu ropa

La manera más fácil de empaquetar la ropa para mudarse es crear categorías. Esto hará que desempaquetar sea mucho más rápido y fácil.

Puedes categorizar tu ropa en función del tamaño, la temporada, la función, el material, el uso o el tipo de categorías que te resulte más útil.

Una vez que haya decidido tu sistema de categorización, clasifica tu ropa en las cajas correspondientes.

Paso 4: Utiliza cajas resistentes para mudanzas

Nunca muevas tu ropa en bolsas de plástico, ya que éstas tienden a atraer la humedad, que puede acumularse con el tiempo y hacer que tu ropa tenga mal olor o incluso moho.

Si bien puede ser tentador, nunca dejes la ropa dentro de los cajones de los armarios que vas a trasladar. Esto hace que los cajones sean mucho más pesados , lo que los hace más difíciles de mover y ser más susceptibles de dañarse si se vuelcan durante el transporte.

Paso 5: Enrollar la ropa 

Enrollar la ropa no solo maximiza el espacio, sino que además evita las arrugas mucho mejor que si la doblas. Te sorprenderás de cuánto puede caber en tus cajas de ropa si optas por enrollar en lugar de doblar.

Otra alternativa es guardar la ropa al vacío, para maximizar el espacio dentro de las cajas. Aunque es necesario que tengas en cuenta que dejar la ropa así a largo plazo puede dañar sus fibras naturales. La ropa con cierre hermético al vacío está bien para una mudanza a corto plazo.

Paso 6: Etiqueta cada caja según su categoría

Una vez que hayas terminado de empaquetar la ropa para la mudanza, etiqueta cada caja según su categoría. Dependiendo de las categorías que hayas elegido al principio, podría ser buena idea agregar una lista más detallada de los contenidos de la caja.

No olvides solicitar tu presupuesto sin cargo, presupuestos para mudanzas AQUÍ  

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.